¿Qué es?

¿Qué es el síndrome de Behçet?

El síndrome de Behçet (se pronuncia beh-chet) puede afectar varias partes del cuerpo. Si tiene la enfermedad probablemente tenga aftas en la boca o en los genitales (órganos sexuales). Algunos síntomas más graves pueden incluir hinchazón, calentamiento, enrojecimiento y dolor de los ojos y otras partes del cuerpo.

El nombre de la enfermedad viene del médico que la describió por primera vez, Dr. Hulusi Behçet.

¿A quién le puede dar?

¿A quién le puede dar el síndrome de Behçet?

El síndrome es frecuente en algunas partes del mundo, pero es raro que se presente en los Estados Unidos. Aunque cualquier persona, sin importar su edad, puede tener la enfermedad, ésta afecta sobre todo a personas entre los 20 y los 30 años de edad.

¿Cuáles son los síntomas?

¿Cuáles son los síntomas del síndrome de Behçet?

Los síntomas del síndrome de Behçet son diferentes en cada persona. Algunas personas presentan sólo síntomas leves tales como aftas en la boca mientras que otras presentan problemas más graves como la pérdida de la visión. Los síntomas pueden aparecer, desaparecer y luego aparecer nuevamente. Si está teniendo los síntomas, entonces está pasando por una “crisis”.

Los cinco síntomas más comunes del síndrome de Behçet son:

  • aftas en la boca
  • aftas genitales
  • úlceras en la piel
  • inflamación de algunas partes del ojo
  • artritis (dolor, hinchazón y rigidez de las articulaciones o coyunturas).

Algunos síntomas menos comunes son:

  • inflamación del cerebro y la médula espinal
  • coágulos de sangre
  • inflamación del sistema digestivo (las partes del cuerpo que digieren los alimentos)
  • ceguera.

¿Cuáles son las causas?

¿Cuáles son las causas del síndrome de Behçet?

La mayoría de los síntomas del síndrome de Behçet se deben a una inflamación de los vasos sanguíneos. Los médicos no saben con certeza qué causa esta inflamación. Es posible que tenga un gen que cause un problema con el sistema inmunitario, lo que lo hace más propenso a desarrollar la enfermedad. De esta manera, algo en el ambiente, como virus o bacterias, puede hacer que su sistema inmunitario ataque los vasos sanguíneos.

El síndrome de Behçet no es contagioso; no se transmite de una persona a otra.

¿Hay alguna prueba?

¿Hay alguna prueba para el síndrome de Behçet?

El síndrome de Behçet es difícil de diagnosticar porque:

  • por lo general, los síntomas no aparecen todos a la vez
  • hay otros problemas médicos con síntomas similares
  • no existe ninguna prueba para diagnosticar el síndrome de Behçet.

Los síntomas que se usan para determinar si tiene el síndrome de Behçet son:

  • aftas en la boca; al menos tres veces en un periodo de 12 meses
  • dos de los siguientes:
    • aftas genitales que desaparecen y vuelven a aparecer
    • inflamación del ojo (con pérdida de visión)
    • úlceras en la piel
    • pequeñas ronchas rojas que aparecen cuando el médico pincha la piel con una aguja.

Es posible que pase mucho tiempo antes de usted que sepa que tiene el síndrome de Behçet, ya que pueden pasar meses o hasta años para que todos los síntomas aparezcan. Llevar un registro de sus síntomas y de cuándo estos ocurren puede ayudar al médico a diagnosticar la enfermedad.

¿Cómo se trata?

¿Cómo se trata el síndrome de Behçet?

No hay cura para el síndrome de Behçet. El tratamiento ayudará a aliviar el dolor y a prevenir problemas graves. Los tratamientos comunes incluyen:

  • medicamentos:
    • corticoesteroides: medicamentos para reducir el dolor y la inflamación
    • otros medicamentos que ayudan a controlar el sistema inmunitario, reducir la inflamación y prevenir los síntomas
  • descanso cuando tenga los síntomas
  • ejercicio moderado, como nadar o caminar, cuando no tenga los síntomas.

¿Quién lo puede tratar?

¿Quién puede tratar el síndrome de Behçet?

Debido a que el síndrome de Behçet puede afectar varias partes del cuerpo, es posible que tenga que consultar a más de un médico. Le puede ser útil tener un médico que maneje su tratamiento y monitoree los efectos secundarios de los medicamentos.

Algunos de los médicos que tratan el síndrome de Behçet son:

  • Dermatólogos, que tratan las aftas en la piel.
  • Ginecólogos (para las mujeres) o urólogos, que tratan las aftas en los genitales.
  • Reumatólogos, que tratan la artritis y otros trastornos que incluyan hinchazón, enrojecimiento y dolor en partes del cuerpo.
  • Oftalmólogos, que tratan la vista.
  • Gastroenterólogos, que tratan problemas digestivos.
  • Hematólogos, que tratan los problemas de la sangre.
  • Neurólogos, que tratan los problemas del cerebro y del sistema nervioso.
Fecha última revisión: