Descripción general, síntomas y causas

¿Qué son las lesiones deportivas?

El término “lesión deportiva” se refiere a los tipos de lesiones que ocurren con mayor frecuencia durante los deportes o el ejercicio, como esguinces, torceduras y fracturas por estrés. Este tema de salud se centra en los tipos de lesiones deportivas que afectan los músculos, los tendones, los ligamentos y los huesos.

Hay varios tipos diferentes de lesiones deportivas. Los síntomas que tenga y su tratamiento dependerán del tipo de lesión. La mayoría de las personas se recuperan y vuelven a sus actividades normales.

¿Quién puede tener una lesión deportiva?

Cualquiera puede sufrir una lesión deportiva. Los factores de riesgo de las lesiones deportivas incluyen:

  • No utilizar las técnicas de ejercicio correctas.
  • Entrenar con demasiada frecuencia o durante demasiado tiempo.
  • Cambiar la intensidad de la actividad física demasiado rápido.
  • Practicar el mismo deporte todo el año.
  • Correr o saltar sobre superficies duras.
  • Usar zapatos que no tienen suficiente soporte.
  • No llevar el equipo adecuado.
  • Haber tenido una lesión previa.
  • Tener poca flexibilidad.
  • Tomar ciertos medicamentos.

El tipo de lesión que usted corre mayor riesgo de tener depende del tipo de actividad en la que participa, su edad y su sexo.

¿Qué tipos de lesiones deportivas hay?

Las lesiones deportivas pueden ser:

  • lesiones agudas, que ocurren repentinamente;
  • lesiones crónicas, que suelen estar relacionadas con el uso excesivo de la parte lesionada y se desarrollan gradualmente con el tiempo.

Las lesiones deportivas pueden ocurrir en muchas partes del cuerpo, incluyendo:

  • hombro,
  • codo,
  • muñeca,
  • rodilla,
  • tobillo.

Las lesiones deportivas frecuentes incluyen fracturas, dislocaciones, esguinces, distensiones, tendinitis o bursitis. Estos términos se definen a continuación.

  • Fractura de hueso. Una fractura es una ruptura en un hueso que puede ocurrir por una sola lesión rápida (conocida como fractura aguda), o por estrés repetido (conocida como fractura por estrés). La mayoría de las fracturas agudas son emergencias. Las fracturas en las placas de crecimiento pueden ocurrir en niños que todavía están en etapa de desarrollo.
  • Dislocación. Cuando los dos huesos que se juntan para formar una articulación se separan, se dice que la articulación está dislocada. Una dislocación es una lesión dolorosa y es más común en los hombros, los codos, los dedos, la rótula y la rodilla.
  • Esguince. Los esguinces son estiramientos o desgarros de los ligamentos, las bandas de tejido conectivo que unen el extremo de un hueso con otro. Los esguinces son más comunes en los tobillos, las rodillas y las muñecas.
  • Desgarro. Una distensión es una torsión, un tirón o un desgarro de un músculo o tendón, un cordón de tejido que conecta el músculo con el hueso. Las distensiones pueden ocurrir durante los deportes de contacto, pero también pueden ocurrir cuando se repite el mismo movimiento una y otra vez, como en el tenis o el golf.
  • Tendinitis. La tendinitis es la inflamación de un tendón, una banda flexible de tejido fibroso que conecta los músculos con los huesos. Es posible que una lesión repentina cause tendinitis, pero generalmente ocurre después de hacer el mismo movimiento una y otra vez. Las personas con ciertos oficios como carpinteros, jardineros, músicos, golfistas y tenistas tienen un mayor riesgo de tendinitis. A menudo afecta el hombro, el codo, la muñeca, la cadera, la rodilla o el tobillo.
  • Bursitis. La bursitis es la inflamación de la bursa, un pequeño saco lleno de líquido que actúa como un cojín entre un hueso y otras partes móviles, como los músculos, los tendones o la piel. La bursitis puede ser causada por un golpe o una caída, pero también puede ser el resultado de repetir el mismo movimiento muchas veces, como lanzar una pelota, arrodillarse sobre una superficie dura o apoyarse en los codos a menudo durante un largo período de tiempo. Por lo general, afecta los hombros, los codos, las caderas o las rodillas.

¿Cuáles son los síntomas de una lesión deportiva?

Los síntomas de una lesión aguda incluyen:

  • dolor intenso y repentino;
  • moretones o hinchazón extrema;
  • no poder poner peso sobre una pierna, rodilla, tobillo o pie;
  • no poder mover una articulación normalmente;
  • debilidad extrema de una extremidad lesionada;
  • un hueso o articulación que parece estar fuera de lugar.

Los síntomas de una lesión crónica debido al uso excesivo incluyen:

  • dolor cuando se juega o se hace ejercicio;
  • hinchazón y dolor leve constante cuando descansa.

¿Cuáles son las causas de una lesión deportiva?

La causa de una lesión deportiva aguda es una fuerza de impacto mayor de la que la que esa parte del cuerpo puede soportar, mientras que una lesión crónica generalmente ocurre después de repetir el mismo movimiento una y otra vez.

Fecha última revisión:
Inicio de página