¿Qué son?

¿Qué son las lesiones en las placas de crecimiento?

Las placas de crecimiento son las áreas de tejidos cerca de los extremos de los huesos largos en los niños y los adolescentes que determinan qué longitud y forma tendrá el hueso una vez que ha terminado de crecer. Cada uno de los huesos largos (los huesos de los muslos, los antebrazos, las manos y los dedos) tiene al menos dos placas de crecimiento, una en cada extremo. Una vez que su hijo haya terminado de crecer, las placas de crecimiento se cierran y son reemplazadas por hueso sólido.

Debido a que las placas de crecimiento son áreas débiles del esqueleto en crecimiento de su hijo, es más fácil que se lesionen. Las lesiones en las placas de crecimiento (fracturas) pueden resultar de un solo evento traumático, como una caída o un accidente automovilístico, o pueden deberse a su uso excesivo.

¿A quién le pueden dar?

¿Quién puede tener una lesión de la placa de crecimiento?

Debido a que las placas de crecimiento son la última área de los huesos en endurecerse al crecer, los niños y los adolescentes pueden tener una mayor probabilidad de sufrir una fractura o lesión en una de estas placas.

Los siguientes factores pueden aumentar la posibilidad de que su niño o adolescente se lesione o fracture una placa de crecimiento:

  • Sexo. Las fracturas de la placa de crecimiento ocurren con más frecuencia en los niños que en las niñas.
  • Deportes competitivos. A menudo, las lesiones en las placas de crecimiento ocurren en los niños y los adolescentes que participan en actividades o deportes competitivos que aumentan el riesgo de caerse o ser golpeado.
  • Uso repetitivo. Concentrarse en un deporte y abusar de ciertas extremidades o áreas del cuerpo antes de que termine la pubertad puede provocar lesiones en las placas de crecimiento.
¿Cuáles son los tipos?

¿Cuáles son los tipos de lesiones en las placas de crecimiento?

Los médicos clasifican la mayoría de las lesiones y fracturas en las placas de crecimiento en seis tipos. El tipo de lesión ayudará al médico a determinar el mejor tratamiento para su hijo.

¿Cuáles son los síntomas?

¿Cuáles son los síntomas de una lesión en una placa de crecimiento?

Los síntomas de una lesión en una placa de crecimiento incluyen:

  • Dolor y sensibilidad continuos después de una lesión repentina o por uso excesivo. Puede observar que su hijo limita la cantidad de tiempo que juega después de una lesión anterior.
  • Calor, hinchazón o cambio en la forma del extremo de un hueso.
  • Cambios en la forma en que su hijo dobla una extremidad.
  • Falta de capacidad para moverse, ejercer presión o soportar peso en una extremidad debido al dolor.
¿Cuáles son las causas?

¿Cuáles son las causas de las lesiones en las placas de crecimiento?

Las lesiones en las placas de crecimiento pueden ocurrir después de:

  • un accidente repentino, como un golpe o una caída;
  • lesiones debido a deportes competitivos o actividades recreativas;
  • uso excesivo de una parte específica del cuerpo, como se observa con los lanzadores de béisbol o los corredores de larga distancia;
  • en raras ocasiones, un trastorno médico que puede cambiar su crecimiento y desarrollo normales.
¿Hay alguna prueba?

Para determinar si su hijo tiene una lesión en la placa de crecimiento, su médico puede:

  • preguntar sobre el dolor y la lesión, como cuándo comenzó el dolor y cómo sucedió la lesión;
  • revisar el área lesionada para detectar sensibilidad, hinchazón y cambios en la forma;
  • ordenar radiografías u otras pruebas por imágenes.
¿Cómo se tratan?

¿Cómo se tratan las lesiones en las placas de crecimiento?

El tratamiento de las lesiones en las placas de crecimiento depende del tipo de lesión. El tratamiento debe comenzar lo antes posible después de la lesión y generalmente incluye una o más de las medidas siguientes:

  • Si es necesario, el médico fija y alinea los huesos con las manos o mediante un procedimiento quirúrgico.
    • La necesidad de una cirugía depende de la ubicación y la gravedad de la lesión, su efecto en los nervios y los vasos sanguíneos cercanos, y la edad de su hijo.
  • Después de alinear los huesos, el médico coloca un yeso o una férula.

Su hijo debe limitar cualquier actividad que ejerza presión en el área lesionada.

Las lesiones en una placa de crecimiento pueden interrumpir el desarrollo normal del hueso. Por ejemplo, el hueso puede estar torcido o un poco más largo o más corto de lo que debería ser. Su médico puede recomendar visitas de seguimiento para revisar el hueso y observar si hay cambios en su crecimiento y desarrollo.

Con tratamiento lo antes posible después de la lesión, la mayoría de los niños y los adolescentes se recuperan sin presentar problemas de crecimiento. La rapidez con la que su hijo puede volver a sus actividades y deportes habituales depende de su recuperación y del tipo de actividad.

Una vez que la lesión ha sanado, el médico de su hijo puede recomendar ejercicios para fortalecer los músculos que sostienen el área lesionada del hueso. Fortalecer los músculos puede ayudarle a su hijo a mover la articulación de la manera que debería hacerlo.

¿Quién las puede tratar?

¿Quién puede tratar las lesiones en las placas de crecimiento?

Los siguientes proveedores de atención médica pueden ayudar a diagnosticar y tratar las lesiones en las placas de crecimiento:

  • ortopedistas, que tratan y realizan cirugías para enfermedades de los huesos y las articulaciones;
  • terapeutas ocupacionales, que enseñan formas de proteger las articulaciones y realizar actividades de la vida diaria;
  • pediatras, que diagnostican y tratan a los niños;
  • fisioterapeutas, que se especializan en movimiento y fortalecimiento de músculos;
  • especialistas en medicina deportiva, que tratan las lesiones musculoesqueléticas derivadas de la práctica de deportes.
EmailPrintShare Descargar PDF
Last Reviewed: Back to Top
Fecha última revisión: