¿Qué es?

La rosácea es una enfermedad crónica que provoca el enrojecimiento de la piel y que salgan granos (espinillas), por lo general, en la cara. También puede hacer que la piel se haga más gruesa y puede causar problemas en los ojos.

¿A quién le puede dar?

A cualquier persona le puede dar rosácea, pero es más frecuente en los siguientes grupos:

  • adultos de 30 a 60 años de edad
  • mujeres, sobre todo durante la menopausia
  • personas de piel blanca (la piel clara también puede hacer que la enfermedad sea más evidente).

¿Cuáles son los síntomas?

La rosácea generalmente hace que la cara se vuelva roja o ruborizada. Puede parecer como:

  • enrojecimiento en el centro de la cara, incluyendo la frente, nariz, mejillas y barbilla
  • piel que se siente ardiente, hinchada o caliente
  • pequeños vasos sanguíneos rojos que se pueden ver debajo de la piel
  • piel irregular o desigual o con granos.

También podría tener los siguientes síntomas:

  • nariz hinchada e irregular (por lo general en los hombres)
  • piel más gruesa en la cara, especialmente si tiene un caso avanzado de la enfermedad.

Muchas personas que tienen rosácea también tienen problemas con los ojos. Estos pueden incluir:

  • ojos enrojecidos, resecos, con picazón, ardor, lagrimeo, o tener la sensación de que hay arena en los ojos
  • párpados inflamados e hinchados
  • ojos sensibles a la luz
  • visión nublada o borrosa o con algún otro problema.

¿Cuáles son las causas?

Los médicos no saben qué causa la rosácea, pero es posible que sus antecedentes familiares o genes le den más probabilidad de tener esta enfermedad.

Las personas que se ruborizan a menudo pueden tener más probabilidad de tener rosácea. Algunos investigadores piensan que la rosácea ocurre cuando los vasos sanguíneos se expanden fácilmente, causando el rubor.

¿Cómo se trata?

No existe una cura para la rosácea, pero el tratamiento puede mejorar el aspecto de la piel y hacer que se sienta mejor. Su médico puede sugerirle antibióticos que se pueden aplicar directamente a la piel o se pueden tomar en forma de píldora. Puede tomar varias semanas o meses para que la piel comience a verse mejor.

Otros tratamientos de la piel pueden incluir:

  • geles que ayuden a que la piel se vea menos roja
  • electrocirugía o cirugía con láser para reducir las pequeñas líneas rojas en la piel
  • si tiene la nariz irregular (llena de chichones o baches) e hinchada, es posible que se le pueda extraer un poco del tejido adicional de la piel para que la nariz sea más pequeña.

Los tratamientos para los problemas de los ojos pueden incluir:

  • medicamentos, como gotas de esteroides para los ojos
  • limpieza de los párpados para reducir las infecciones. Su médico puede recomendarle que se frote los párpados suavemente con un champú para bebés diluido o un limpiador de párpados y después se aplique una compresa tibia (pero no demasiado caliente) algunas veces al día.

En todos los casos, asegúrese de hablar con su médico sobre los tratamientos y los posibles efectos secundarios que puedan tener.

¿Quién lo puede tratar?

Hay varios tipos de profesionales de la salud que pueden tratar la rosácea, incluyendo los dermatólogos, que son médicos que se especializan en tratar los problemas de la piel.

Cómo adaptarse

Usted juega un papel importante en el cuidado de su rosácea. Además de ir a consultas médicas de manera regular, también puede intentar hacer algunos de los consejos que le damos a continuación para reducir sus síntomas:

  • Mantenga un diario de las cosas que parecen empeorar la rosácea. Esto puede ayudarle a entender lo que le irrita la piel.
  • Use a diario un bloqueador de sol. Asegúrese de que tenga un factor de protección solar (SPF, por sus siglas en inglés) de 15 o más, que le proteja contra los rayos UVA y UVB (dos tipos de rayos ultravioletas que pueden dañar la piel).
  • Use una crema hidratante suave en la cara si esto le ayuda, pero trate de evitar productos que le irriten la cara.
  • Es posible que quiera probar un maquillaje con tinte verde que ayude a disimular la piel enrojecida.
  • Hable con su médico si se siente triste o tiene otras señales de depresión. Algunas personas con rosácea se sienten mal debido a la apariencia de la piel.

Algunas cosas pueden hacer que la rosácea empeore, es decir, que tenga un brote. Los factores que causan un brote en una persona pueden no causarle un brote a otra persona. Aunque no se han investigado con profundidad, algunas personas dicen que algunos de estos factores pueden empeorar la rosácea:

  • calor, incluyendo los baños de agua caliente
  • ejercicio
  • luz del sol
  • viento
  • temperaturas muy frías
  • comidas y bebidas calientes o picantes
  • alcohol
  • menopausia
  • estrés
  • uso prolongado de esteroides en la piel
  • bacterias.

Otros problemas médicos

Además de la piel roja e irritada, la rosácea puede causar problemas en los ojos.

Fecha última revisión: