Descripción general, síntomas y causas

¿Qué es la escoliosis?

La escoliosis es una curvatura lateral de la columna vertebral. Los niños y los adolescentes con escoliosis tienen una curvatura anormal de la columna en forma de S o de C. Esta curvatura puede ocurrir a ambos lados y en diferentes lugares de la columna.

Con tratamiento, observación y seguimiento médico, la mayoría de los niños y adolescentes con escoliosis tienen una vida normal y activa.

¿A quién le puede dar escoliosis?

A cualquier persona le puede dar escoliosis. Sin embargo, por lo general el tipo más frecuente ocurre en niños a partir de los 11 años de edad. Las niñas son más propensas que los niños a tener este tipo de escoliosis. Es más probable tener escoliosis cuando el padre, la madre, o uno de los hermanos la tiene.

¿Cuáles son los síntomas de la escoliosis?

La mayoría de los niños y adolescentes con escoliosis leve no presentan síntomas ni sienten dolor. A veces, hay cambios en la postura, lo que puede ser un indicio de escoliosis. Otros signos pueden incluir los siguientes:

  • Los hombros son desiguales.
  • Uno de los omóplatos (hueso en la parte superior de la espalda) sobresale más.
  • Un lado de la cadera se ve más alta que la otra.
  • La caja torácica del niño puede sobresalir más cuando se inclina hacia adelante.

Si la curvatura es más grave, los cambios en la forma de la columna vertebral pueden provocar dolor de espalda. En raras ocasiones, algunos niños pueden tener dificultades para respirar debido a la curvatura.

¿Cuáles son las causas de la escoliosis?

En la mayoría de los casos, no se sabe qué causa la escoliosis. Los médicos piensan que una combinación de factores puede producir el trastorno, entre ellos, los genes y las hormonas.

En el caso de algunos niños, la escoliosis ocurre cuando otra enfermedad o trastorno, o algún trauma causa la curvatura de la columna vertebral.