¿Qué es?

La artritis reactiva es el dolor o inflamación en una articulación que se presenta como una “reacción” a una infección en el organismo. Es posible que también tenga los ojos rojos e hinchados y una inflamación en las vías urinarias. Estos síntomas pueden presentarse solos, juntos o simplemente no presentarse.

La mayoría de las personas con artritis reactiva se recuperan completamente del primer brote de los síntomas y pueden volver a sus actividades regulares después de un periodo de 2 a 6 meses. Otras personas tendrán artritis leve por mucho tiempo. Unas pocas personas tendrán artritis grave a largo plazo, la cual es difícil de tratar y podría causar daño a la articulación o articulaciones.

¿A quién le puede dar?

Los hombres entre 20 y 40 años de edad tienen más probabilidad de tener artritis reactiva. Además, los hombres tienen más probabilidad que las mujeres de tener la forma de la enfermedad que aparece por la trasmisión de bacterias durante las relaciones sexuales. Los hombres y las mujeres corren el mismo riesgo de tener la enfermedad debido a alimentos contaminados. Por lo general, los síntomas de la artritis reactiva son más leves en las mujeres que en los hombres.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas de la artritis reactiva pueden ser tan leves que la persona ni los nota. Pueden aparecer y desaparecer durante un periodo de semanas o meses. En unas pocas personas, los síntomas pueden convertirse en una enfermedad a largo plazo.

Los síntomas de la artritis reactiva pueden incluir:

  • hinchazón y dolor en las articulaciones
  • inflamación de las vías urinarias y genitales
  • enrojecimiento e hinchazón de los ojos
  • úlceras en la boca y las erupciones cutáneas o sarpullido.

¿Cuáles son las causas?

Algunas veces, la causa de la artritis reactiva es una infección de la vejiga o de la uretra, un conducto que transporta la orina fuera del cuerpo. En las mujeres, una infección de la vagina puede activar la reacción. Tanto en los hombres como en las mujeres, puede empezar por la trasmisión de bacterias durante las relaciones sexuales. Otra forma de artritis reactiva puede presentarse por comer o manipular algo contaminado.

La artritis reactiva no es contagiosa, no se puede transmitir a otras personas. Sin embargo, sí se puede transmitir la bacteria que puede activar la enfermedad.

Los médicos no saben por qué a algunas personas les da artritis reactiva y a otras no.

¿Hay alguna prueba?

No hay una prueba específica de laboratorio para confirmar que una persona tiene esta enfermedad. Algunas veces los médicos la encuentran difícil de diagnosticar. Las pruebas que el médico puede ordenar incluyen:

  • historia médica completa
  • análisis de sangre
  • pruebas para detectar infecciones
  • radiografías.

¿Cómo se trata?

No hay una cura para la artritis reactiva, pero algunos tratamientos alivian los síntomas. El médico puede usar uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Medicamentos antiinflamatorios no esteroides (AINE), para tratar el dolor y la inflamación.
  • Corticoesteroides que se inyectan en las articulaciones adoloridas o se aplican a las llagas en la piel.
  • Antibióticos para combatir la infección bacteriana que provocó la enfermedad.
  • Medicamentos para impedir que el sistema inmunitario ataque sus propios tejidos.

¿Quién lo puede tratar?

El diagnóstico y tratamiento de la artritis reactiva requiere un esfuerzo de equipo que le incluye a usted y a diferentes profesionales de la salud, entre ellos:

  • Reumatólogos, que se especializan en la artritis y otras enfermedades de los huesos, articulaciones y músculos. Su reumatólogo también coordinará la atención que recibe de otros médicos.
  • Oftalmólogos, que tratan las enfermedades de los ojos.
  • Urólogos o ginecólogos, que tratan los síntomas genitales.
  • Dermatólogos, que tratan los síntomas de la piel.
  • Ortopedistas, que realizan cirugías en las articulaciones gravemente lesionadas.
  • Fisiatras, que ayudan con los programas de ejercicios.

Cómo adaptarse

El ejercicio puede reducir el dolor y la rigidez en las articulaciones. También puede ayudarle a perder peso, lo que reduce la carga sobre las articulaciones. Hable con su médico acerca de un programa de ejercicio para usted que sea seguro y completo.

Fecha última revisión: