¿Qué es?

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad crónica (de larga duración) en la que el sistema inmunológico trabaja demasiado, provocando que ciertas áreas de la piel se vuelvan escamosas e inflamadas. Por lo general, la psoriasis afecta a:

  • el cuero cabelludo,
  • los codos,
  • las rodillas.

A veces, los síntomas de la psoriasis son cíclicos, con brotes que duran algunas semanas o varios meses, seguidos de momentos en los que hay mejoría (es decir, entran en remisión).

Si tiene psoriasis, puede correr un mayor riesgo de tener otras afecciones graves, entre ellas:

  • artritis psoriásica,
  • ataques al corazón o accidentes cerebrovasculares,
  • problemas de salud mental, como baja autoestima, ansiedad y depresión.
¿A quién le puede dar?

¿A quién le puede dar psoriasis?

A cualquier persona le puede dar psoriasis, pero es más frecuente en adultos que en niños. La enfermedad afecta a hombres y mujeres por igual.

¿Qué tipos hay?

¿Qué tipos de psoriasis hay?

Existen diferentes tipos de psoriasis, pero la más frecuente es la psoriasis en placas. Aparece como parches de piel que son rojos y elevados y que están cubiertos por escamas de color blanco plateado. Generalmente, los parches se desarrollan tomando la misma forma o patrón en ambos lados del cuerpo y tienden a aparecer en:

  • el cuero cabelludo,
  • el tronco,
  • las extremidades, especialmente en los codos y las rodillas.
¿Cuáles son los síntomas?

¿Cuáles son los síntomas de la psoriasis?

Los síntomas de la psoriasis pueden ser diferentes en cada persona, pero algunos de los más frecuentes incluyen:

  • parches de piel roja y gruesa con escamas de color blanco plateado que pican o arden;
  • piel seca y agrietada que pica o sangra;
  • uñas gruesas, estriadas y picadas.

Los síntomas de la psoriasis tienden a aparecer y desaparecer. Es posible que note que hay momentos en los que los síntomas empeoran, llamados brotes, seguidos por momentos en los que se siente mejor (remisión).

Algunos pacientes tienen una afección relacionada llamada artritis psoriásica, en la que las articulaciones se vuelven rígidas, hinchadas y dolorosas. Si tiene síntomas de artritis psoriásica, asegúrese de informar a su médico lo antes posible.

¿Cuáles son las causas?

¿Cuáles son las causas de la psoriasis?

Cuando se tiene psoriasis, el sistema inmunológico comienza a funcionar demasiado y a causar problemas. Los médicos no comprenden exactamente qué activa el sistema inmunológico, pero saben que tiene relación con los genes y los factores ambientales. Muchas personas con psoriasis tienen antecedentes familiares de la enfermedad.

Otros factores que pueden aumentar la posibilidad de desarrollar psoriasis incluyen:

  • algunos tipos de infecciones,
  • ciertos medicamentos,
  • el hábito de fumar,
  • obesidad.
¿Hay alguna prueba?

¿Hay alguna prueba para la psoriasis?

Para ver si tiene psoriasis, su médico generalmente le examinará la piel, el cuero cabelludo y las uñas para buscar indicios de la afección. También pueden hacerle preguntas sobre su salud y sus antecedentes.

Esta información puede ayudar al médico a determinar si tiene psoriasis y, de ser así, a identificar qué tipo. Para descartar otras afecciones de la piel que se parecen a la psoriasis, su médico puede tomar una pequeña muestra de piel para examinarla con un microscopio.

¿Cómo se trata?

¿Cómo se trata la psoriasis?

Si bien actualmente no existe una cura para la psoriasis, hay tratamientos que mantienen los síntomas bajo control para que pueda realizar sus actividades diarias y dormir mejor. Su tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos que se aplican en la piel, como cremas, ungüentos, lociones, espumas o soluciones, u otros que se inyectan o se toman por vía oral.
  • Fototerapia, mediante la cual el médico alumbra una luz ultravioleta sobre la piel en su consultorio.
¿Quién lo puede tratar?

¿Quién puede tratar la psoriasis?

La psoriasis la tratan:

  • los dermatólogos, que se especializan en afecciones de la piel, el cabello y las uñas. Es posible que desee buscar un dermatólogo que se especialice en el tratamiento de la psoriasis.

Otros proveedores de atención médica que pueden participar en su cuidado incluyen:

  • profesionales de la salud mental, que brindan asesoramiento y tratan los trastornos de salud mental, como depresión y ansiedad;
  • proveedores de atención primaria, incluidos los médicos de cabecera, internistas y pediatras.
Cómo adaptarse

Cómo adaptarse a la psoriasis

La psoriasis puede afectar la vida diaria, incluso el trabajo y el sueño. Sin embargo, hay cosas que los médicos pueden recomendarle para ayudar a reducir los síntomas, entre ellas:

  • Báñese con agua tibia y use un jabón suave con aceites. Después del baño, aplíquese lociones humectantes espesas mientras la piel aún esté húmeda.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Si fuma, hable con su médico para hacer un plan para dejar de fumar.
  • Modere su consumo de alcohol.
  • Exponga la piel a pequeñas cantidades de sol. La luz solar limitada puede aliviar los síntomas, pero demasiada exposición puede empeorarlos, así que consulte con su médico.
  • Intente identificar los factores que desencadenan los brotes de psoriasis para así evitarlos. Algunas personas han descubierto que el estrés, el clima frío, las lesiones en la piel, ciertos medicamentos y las infecciones provocan brotes.
  • Únase a un grupo de apoyo o visite a un proveedor de salud mental. La psoriasis puede afectar la salud mental, aumentando el riesgo de ansiedad y depresión. Buscar apoyo puede ayudarle a aprender más sobre cómo sobrellevar y vivir con la enfermedad.

Estudios clínicos

Información relacionada

Ver/Descargar/Pedir Publicaciones

Fecha última revisión: