¿Hay alguna prueba para el lupus eritematoso sistémico (lupus)?

Al momento, no existe una prueba única para determinar si tiene lupus. El lupus puede ser difícil de diagnosticar porque tiene muchos síntomas que aparecen y desaparecen. Además, sus síntomas pueden ser los mismos que los de otros trastornos o enfermedades. Cuando hable con su médico, asegúrese de informarle sobre los síntomas que ya no tiene. El diagnóstico de lupus puede incluir:

  • su historial médico, sus antecedentes familiares y sus síntomas
  • un examen físico completo
  • análisis de sangre y orina
  • una biopsia de la piel o del riñón que se hace tomando una pequeña muestra de tejido para observarla bajo un microscopio.

¿Cómo se trata el lupus eritematoso sistémico (lupus)?

Los objetivos del tratamiento para el lupus son:

  • controlar los síntomas
  • evitar los brotes y, si es posible, lograr una remisión completa de la enfermedad
  • prevenir o retrasar daños a los órganos
  • mejorar la calidad de vida

El lupus es una enfermedad crónica (de larga duración) que no tiene cura. Sin embargo, los tratamientos han mejorado mucho y ahora los médicos tienen más formas de controlar la enfermedad.

Los tratamientos del lupus pueden incluir:

  • Medicamentos, como:
    • medicamentos antiinflamatorios para ayudar a tratar el dolor o la fiebre
    • medicamentos antipalúdicos, que se usan para prevenir y tratar la malaria, y que sirven para tratar la fatiga, el dolor en las articulaciones, las erupciones cutáneas y la inflamación de los pulmones causada por el lupus
    • corticoesteroides para ayudar a disminuir la inflamación en el cuerpo
    • inmunodepresores para ayudar a frenar el sistema inmunitario hiperactivo
    • ciertos medicamentos biológicos.
  • Terapias alternativas y complementarias, como dietas especiales, suplementos y acupuntura, pero las investigaciones no han demostrado si ayudan a tratar el lupus.

¿Quién puede tratar el lupus eritematoso sistémico (lupus)?

Si tiene lupus, es posible que consulte a varios tipos de médicos, entre ellos:

  • reumatólogos, que tratan enfermedades reumáticas como la artritis y otros trastornos inflamatorios o autoinmunitarios
  • inmunólogos clínicos, especializados en trastornos del sistema inmunitario.
  • proveedores de atención primaria, como un médico de cabecera o un especialista en medicina interna
  • profesionales de salud mental, que brindan asesoramiento y tratan trastornos de salud mental, como depresión y ansiedad
  • nefrólogos, que tratan las enfermedades de los riñones
  • cardiólogos, que se especializan en el tratamiento de enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos
  • hematólogos, que se especializan en trastornos sanguíneos
  • endocrinólogos, que tratan problemas relacionados con las glándulas y las hormonas
  • dermatólogos, que tratan problemas de la piel
  • neumólogos, que tratan problemas de los pulmones
  • neurólogos, que tratan trastornos y enfermedades de la columna vertebral, el cerebro y los nervios.

Cómo adaptarse al lupus eritematoso sistémico (lupus)

Puede ser difícil vivir con lupus, pero es importante tener una actitud positiva. Usted puede hacer varias cosas para adaptarse a vivir con lupus:

  • Aprenda a reconocer las señales de advertencia de un brote para que su médico y usted puedan tomar medidas para reducirlos o prevenirlos. Estas señales de advertencia incluyen:
    • mayor cansancio
    • hinchazón de las articulaciones
    • dolor
    • sarpullido
    • fiebre
    • dolor de estómago
    • dolor de cabeza.
  • Coma una dieta rica en frutas, vegetales y granos integrales.
  • Haga ejercicios para mantenerse físicamente fuerte; sin embargo, hable con su médico antes de comenzar una rutina de ejercicios.
  • Si fuma, deje de hacerlo.
  • Protéjase del sol. Use un sombrero o camisas de manga larga y póngase protector solar cada vez que salga.
  • Póngase en contacto con grupos de apoyo comunitarios o en línea.
  • Hable con su familia y amigos sobre la enfermedad, para ayudarlos a comprender el lupus.
  • Pida ayuda cuando la necesite.
  • Pase tiempo haciendo actividades que disfrute.
  • Disminuya el nivel de estrés. Intente meditar, leer o respirar profundo.

Por lo general, la mayoría de las personas que tienen síntomas leves o cuyo lupus está en remisión pueden participar en las mismas actividades que hacían antes de que se les diagnosticara la enfermedad.

El embarazo y los anticonceptivos en las mujeres con lupus

La mayoría de las mujeres con lupus pueden tener embarazos saludables si la enfermedad está bajo control. Si comienza a planificar un embarazo, hable con su médico para que pueda estar lo más sana posible antes de quedar embarazada. Busque un obstetra que tenga experiencia con mujeres que tienen lupus.