Descripción general, síntomas y causas

¿Qué es la espondilitis anquilosante?

La espondilitis anquilosante es un tipo de artritis que causa inflamación en ciertas partes de la columna vertebral. Con el tiempo, esta inflamación en las articulaciones y los tejidos de la columna puede causar rigidez. En casos graves, esto puede hacer que los huesos de la columna crezcan juntos, lo que puede ocasionar una columna rígida que es difícil de doblar.

Muchas personas con espondilitis anquilosante tienen episodios leves de rigidez y dolores de espalda esporádicos. Pero en otros casos, hay rigidez y dolores de espalda severos y continuos. También pueden presentarse otros síntomas si la enfermedad afecta otras áreas del cuerpo, como:

  • caderas,
  • costillas,
  • hombros,
  • rodillas,
  • tobillos,
  • pies.

¿A quién le puede dar espondilitis anquilosante?

A cualquier persona le puede dar espondilitis anquilosante. Sin embargo, ciertos factores pueden aumentar su riesgo de desarrollar la enfermedad. Estos incluyen:

  • Antecedentes familiares y genética. Si tiene antecedentes familiares de espondilitis anquilosante, es más probable que usted también desarrolle la enfermedad.
  • Edad. La mayoría de las personas desarrollan síntomas de espondilitis anquilosante antes de los 45 años de edad.
  • Sexo. Los hombres tienen más probabilidad de tener espondilitis anquilosante que las mujeres.
  • Otras afecciones. Las personas que tienen enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa o psoriasis pueden ser más propensas a desarrollar la enfermedad.

¿Cuáles son los síntomas de la espondilitis anquilosante?

Los síntomas más frecuentes de la espondilitis anquilosante son dolor y rigidez en la parte baja de la espalda o cadera. Con el tiempo, los síntomas también pueden aparecer a otras áreas de la columna vertebral. A menudo, el dolor empeora durante los períodos de descanso o inactividad, como en medio de la noche o después de estar sentado durante mucho tiempo. Por lo general, moverse y hacer ejercicio pueden ayudar a mejorar el dolor.

Algunas personas con espondilitis anquilosante tienen episodios leves y esporádicos de dolor, mientras que otras tendrán dolores intensos y más duraderos. Si tiene espondilitis anquilosante, ya sea leve o grave, puede tener momentos en que los síntomas empeoran (brotes) y otros momentos en que mejoran (remisión).

La enfermedad puede afectar otras áreas del cuerpo. Otros síntomas pueden incluir:

  • dolor, rigidez e inflamación en otras articulaciones,
  • dificultad para respirar profundamente si las articulaciones que conectan las costillas están afectadas,
  • cambios en la visión y dolor en los ojos,
  • cansancio extremo,
  • pérdida del apetito y de peso,
  • erupciones cutáneas,
  • dolor abdominal y deposiciones sueltas.

¿Cuáles son las causas de la espondilitis anquilosante?

Nadie sabe la causa de la espondilitis anquilosante. Sin embargo, diversos estudios muestran que tanto los genes como elementos en nuestro entorno pueden dar origen a esta enfermedad.

Estudios clínicos

Información relacionada

Ver/Descargar/Pedir Publicaciones