¿Hay alguna prueba para la hidradenitis supurativa?

Los médicos diagnostican la hidradenitis supurativa observando la piel en busca de forúnculos y bultos en ciertos lugares. A veces, los médicos piden análisis de laboratorio del líquido dentro los bultos para descartar otras enfermedades o problemas médicos.

¿Cómo se trata la hidradenitis supurativa?

El tratamiento de esta enfermedad varía y se basa en sus síntomas. Los médicos pueden tratar la hidradenitis supurativa moderada o grave con inhibidores del factor de necrosis tumoral (TNF, por sus siglas en inglés), un tipo de medicamento biológico. Otros medicamentos para tratar los síntomas pueden incluir:

  • antibióticos
  • corticoesteroides
  • terapia hormonal
  • inmunodepresores
  • analgésicos
  • retinoides.

A veces es necesario hacer una cirugía para abrir o drenar los bultos o forúnculos. Su médico puede recomendar la eliminación de vello con láser.

El objetivo del tratamiento es ayudar a curar los brotes existentes y evitar que tenga más síntomas.

¿Quién puede tratar la hidradenitis supurativa?

Los profesionales de la salud, como el médico de cabecera, un internista o un pediatra, tratan la hidradenitis supurativa. Dependiendo de sus síntomas, su médico de cabecera puede referirlo a un dermatólogo, que es un especialista capacitado para diagnosticar y tratar enfermedades de la piel.

Cómo adaptarse a la hidradenitis supurativa

Vivir con hidradenitis supurativa puede ser difícil. La enfermedad puede ser dolorosa y para algunas personas los bultos y los forúnculos son vergonzosos. Sin embargo, el tratamiento y los siguientes consejos pueden ayudarle a mejorar su calidad de vida.

  • Mantenga limpias las áreas afectadas, usando jabones y antisépticos comunes.
  • Mantenga un peso saludable.
  • Deje de fumar.
  • Use ropa cómoda.
  • Póngase compresas tibias.
  • Pregúntele a su médico si los baños de cloro le ayudarían.

Es posible que le resulte difícil lidiar con el dolor y las cicatrices de la hidradenitis supurativa. Quizás le sea útil unirse a un grupo de apoyo o hablar con un consejero. Además, el yoga y la meditación pueden ayudar a mejorar su calidad de vida.

Ver/Descargar/Pedir Publicaciones