La vida después de una cirugía de reemplazo de cadera

La mayoría de las personas que se someten a una cirugía de reemplazo de cadera tienen:

  • menos dolor después de recuperarse de la cirugía,
  • mayor capacidad de movimiento después de recuperarse de la cirugía,
  • mejoras en las actividades cotidianas y su calidad de vida.

Hable con su médico sobre los ejercicios que le pueden ayudar a aumentar su fuerza muscular y aptitud física sin dañar la nueva cadera.

La mayoría de los médicos recomiendan evitar actividades de alto impacto, como jugar baloncesto, trotar y practicar tenis intensamente. Estas actividades pueden provocar un desgaste excesivo de la nueva cadera o hacer que sus partes se aflojen.

Recuerde tomar precauciones para evitar caídas y lesiones. Los siguientes son algunos consejos para ayudar a evitar caídas al aire libre y cuando esté lejos de su casa:

  • Use un bastón o andador si es necesario.
  • Use zapatos que brinden soporte y que tengan suelas antideslizantes y que no sean muy gruesas.
  • Camine en el césped cuando las aceras estén resbaladizas. En invierno ponga sal, arena o arenilla para gatos en las aceras cubiertas de hielo.
  • Deténgase en los bordes de las aceras y verifique su altura antes de intentar subirlas o bajarlas.

Algunas formas de ayudar a evitar las caídas dentro de la casa:

  • Mantenga las habitaciones ordenadas, especialmente en los pisos. Evite pasar cables eléctricos por las áreas donde se camina.
  • Use alfombras de pasillo, ya sean corriente o de plástico sobre los pisos resbaladizos.
  • Use zapatos que brinden soporte y tengan suelas finas y antideslizantes, incluso dentro de la casa. Evite usar zapatillas y zapatos deportivos con suela gruesa.
  • Si tiene una mascota, observe dónde está para evitar tropezarse con ella.
  • No camine en calcetines, medias o pantuflas.
  • Tenga cuidado con los pisos pulidos que son resbaladizos y peligrosos, especialmente cuando están mojados. Cuando sea posible, camine en alfombras plásticas o de pasillo.
  • Asegúrese de que las alfombras, tanto grandes como pequeñas, tengan una base antideslizante o estén pegadas al piso. Use cinta adhesiva de dos lados para evitar que las alfombras se deslicen.
  • Asegúrese de que las escaleras estén bien iluminadas y tengan pasamanos en ambos lados.
  • Instale barras de apoyo en las paredes de su baño cerca de la bañera, la ducha y el inodoro.
  • Use una alfombrilla de goma o un asiento antideslizante en la ducha o la bañera.
  • Use luces nocturnas o mantenga una linterna al lado de su cama, en caso de que necesite levantarse por la noche.
  • Ponga más luces en las habitaciones. Instale luces en el techo o lámparas que se puedan encender con un interruptor cerca de la puerta.
  • Use un taburete o banquito resistente con escalones anchos y barandas.
  • Mantenga un teléfono inalámbrico o un teléfono celular con usted para que no tenga que apresurarse a contestarlo cuando suene. Además, si se cae, podrá pedir ayuda.
  • Contemple la posibilidad de tener un sistema personal de respuesta a emergencias que pueda usar para pedir ayuda si se cae.