Informació relacionada

Osteonecrosis

Revisado en septiembre de 2009

¿Qué es la osteonecrosis?
Esenciales: hojas informativas de fácil lectura

La osteonecrosis es una enfermedad causada por la disminución de flujo sanguíneo en los huesos de las articulaciones. La falta de sangre deteriora y destruye el hueso.

La osteonecrosis también se conoce como:

  • Necrosis avascular
  • Necrosis ascéptica
  • Necrosis isquémica.

La osteonecrosis ocurre con mayor frecuencia en las caderas, rodillas, hombros y tobillos. Se puede tener osteonecrosis en uno o más huesos.

Por lo general, en las personas con huesos sanos, estos se regeneran constantemente. Este proceso mantiene los huesos fuertes y ocurre también cuando los niños están en crecimiento o si se lesiona un hueso. Cuando se tiene osteonecrosis, el hueso se deteriora más rápidamente y no da tiempo a que el cuerpo produzca suficiente hueso nuevo y fuerte. Si no se recibe tratamiento, la enfermedad puede empeorar y los huesos de las articulaciones se pueden destruir. Es posible que no pueda doblar o mover bien la articulación afectada y que tenga dolor.

¿Quién padece de osteonecrosis?

La osteonecrosis puede afectar a personas de cualquier edad pero es más frecuente en personas entre los 30 y 50 años.

¿Qué causa la osteonecrosis?

La disminución de flujo sanguíneo en los huesos causa osteonecrosis. Sin embargo, no siempre se sabe por qué ocurre esto. Algunas causas conocidas de la osteonecrosis son:

  • Medicamentos esteroideos
  • Consumo de alcohol
  • Lesiones
  • Aumento de la presión dentro del hueso.

Los factores que aumentan el riesgo de osteonecrosis son:

  • Radioterapia
  • Quimioterapia
  • Trasplantes de riñón u otros órganos.

La osteonecrosis es más común en personas con enfermedades tales como:

  • Cáncer
  • Lupus
  • VIH
  • Enfermedad de Gaucher
  • Enfermedad de Caisson
  • Gota
  • Vasculitis
  • Osteoartritis
  • Osteoporosis
  • Desórdenes de la sangre, tales como la anemia falciforme.

La osteonecrosis también puede ocurrir sin motivo aparente, aun si la persona no tiene otros problemas de salud.

¿Cuáles son los síntomas de la osteonecrosis?

Al comienzo, es posible que la osteonecrosis no tenga síntomas. Podría comenzar a sentir dolor cuando usa una articulación afectada por la osteonecrosis. A medida que la enfermedad avanza, el dolor puede empeorar y la articulación puede dolerle aun en reposo. El dolor puede ser leve o intenso.

Si el hueso y la articulación comienzan a destruirse, es posible que tenga dolor fuerte y que no pueda usar la articulación. Por ejemplo, si tiene osteonecrosis de la cadera, es posible que no pueda caminar. El tiempo que transcurre entre el comienzo de los síntomas y la pérdida del uso de la articulación puede ser de meses o hasta de más de un año.

¿Cómo se diagnostica la osteonecrosis?

Para diagnosticar la osteonecrosis, el médico le preguntará sus antecedentes médicos y le hará un examen físico. El médico puede luego mandarle a hacer una o más de las siguientes pruebas para saber cuáles huesos están afectados:

  • Radiografías
  • Imágenes de resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés)
  • Tomografía computarizada (CT Scan, por sus siglas en inglés)
  • Densitometría
  • Biopsia del hueso
  • Medición de la presión dentro del hueso.

El tratamiento tiene mejores resultados cuando se hace un diagnóstico temprano.

¿Cuál es el tratamiento para la osteonecrosis?

El tratamiento ayuda a evitar que el hueso de las articulaciones se destruya. Sin tratamiento, la mayor parte de las personas con la enfermedad sufren de dolor fuerte y limitación de movimiento al cabo de los años. Para escoger el mejor tratamiento, el médico querrá saber:

  • Su edad
  • La etapa en que se encuentra la enfermedad
  • Cuánta osteonecrosis hay en el hueso y donde está localizada
  • La causa, si se conoce. Si la enfermedad viene como consecuencia del uso de alcohol o esteroides, el tratamiento podría no surtir efecto a menos que deje de usar esas sustancias.

Las metas del tratamiento para la osteonecrosis son:

  • Mejorar el uso de la articulación
  • Detener la lesión
  • Proteger los huesos y las articulaciones.

En caso de que la enfermedad se encuentre en una etapa temprana, el médico podría primero mandarle tratamientos no quirúrgicos. Si no surten efecto, es posible que necesite cirugía.

Tratamientos no quirúrgicos

Los tratamientos no quirúrgicos pueden aliviar el dolor a corto plazo, pero no curan la enfermedad. Le pueden recomendar uno o más de los siguientes tratamientos:

  • Medicamentos. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) se usan para aliviar el dolor y la hinchazón. Las personas con problemas de coagulación de la sangre pueden usar anticoagulantes para evitar que los coágulos obstruyan el flujo sanguíneo a los huesos. Los medicamentos para disminuir el nivel de colesterol se pueden usar para disminuir los niveles de grasa en la sangre en personas que toman medicamentos esteroideos.
  • Quitarle peso a la articulación. El médico le podría sugerir que limite sus actividades o que use muletas para quitarle peso a la articulación afectada. Esto puede ayudar a retrasar el deterioro del hueso y permitirle mejorar un poco. Si se hace en combinación con medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE), es posible evitar o posponer una cirugía.
  • Hacer ejercicios para aumentar la extensión del movimiento. Ejercitar las articulaciones con osteonecrosis puede ayudarle a aumentar la extensión de movimiento de las mismas.
  • Estimulación eléctrica. Algunas investigaciones han demostrado que este tratamiento puede inducir el crecimiento de hueso.

Cirugía

Con el tiempo, la mayoría de las personas con osteonecrosis necesitan cirugía. Hay cuatro tipos principales de cirugía. El médico decidirá si usted necesita cirugía y qué tipo le conviene más:

  • Cirugía de descompresión. Se disminuye la presión dentro del hueso para aumentar el flujo de sangre al hueso.
  • Osteomía. Se altera la forma del hueso para reducir la tensión en la articulación.
  • Injerto de hueso. Se reemplaza hueso enfermo con hueso sano de otra parte del cuerpo.
  • Reemplazo total de la articulación. Se reemplaza la articulación con una artificial.

¿Qué investigaciones se están haciendo para ayudar a las personas con osteonecrosis?

Los investigadores intentan averiguar más sobre:

  • Cuántas personas tienen osteonecrosis
  • Los factores de riesgo de osteonecrosis
  • Por qué los esteroides causan osteonecrosis
  • El papel que juegan los genes
  • Cómo diagnosticar la enfermedad en sus inicios
  • Mejores tratamientos para la osteonecrosis
  • Las formas de mejorar el reemplazo de cadera
  • El efecto de los factores mecánicos—tales como la alineación de caderas, rodillas y tobillos—en los resultados del tratamiento.

Para más información acerca de la osteonecrosis y otras enfermedades relacionadas, comuníquese con el:

Centro Nacional de Distribución de Información del Instituto Nacional de Artritis
y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés)
Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés)

1 AMS Circle
Bethesda,  MD 20892-0001
Teléfono: 301-495-4484
Llame gratis: 877-22-NIAMS (877-226-4267)
TTY: 301-565-2966
Fax: 301-718-6366
Correo electrónico: NIAMSinfo@mail.nih.gov
Sitio Web: http://www.niams.nih.gov

Para su información

En esta publicación hay información sobre medicamentos que se usan para tratar la osteonecrosis. Hemos brindado la información más actualizada disponible al momento de la impresión. Es posible que desde entonces haya surgido más información sobre estos medicamentos.

Para obtener la información más actualizada o para hacer preguntas sobre cualquiera de los medicamentos que está tomando, llame gratis a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos al

Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU.

Llame gratis: 888–INFO–FDA (888–463–6332)
Sitio Web: http://www.fda.gov

Ofrecemos algunas de nuestras publicaciones en español en formato impreso. Para solicitar ejemplares por correo, use el formulario electrónico.