Enter a phrase above to search files and articles within the site.

Typically materials that are more than 5 years old will be archived
Displaying 1 - 3 of 3 results

Displasia fibrosa

https://www.niams.nih.gov/health-topics/fibrous-dysplasia

¿Qué es la displasia fibrosa? La displasia fibrosa ocurre cuando tejido fibroso anormal (parecido a una cicatriz) reemplaza al hueso sano. Con el tiempo, el tejido fibroso debilita el hueso, lo que puede dar origen a: huesos fracturados, huesos deformados (arqueados o torcidos). La enfermedad puede afectar a cualquier hueso del cuerpo. Algunas personas no tienen síntomas o solo presentan unos cuantos. Otras personas pueden tener más síntomas. Aunque no existe una cura para la displasia fibrosa, los tratamientos pueden ayudar a aliviar el dolor y la fisioterapia puede ayudar a fortalecer los músculos y mejorar el movimiento.

Lesiones deportivas

https://www.niams.nih.gov/health-topics/sports-injuries

¿Qué son las lesiones deportivas? El término “lesión deportiva” se refiere a los tipos de lesiones que ocurren con mayor frecuencia durante los deportes o el ejercicio, como esguinces, torceduras y fracturas por estrés. Este tema de salud se centra en los tipos de lesiones deportivas que afectan los músculos, los tendones, los ligamentos y los huesos. Hay varios tipos diferentes de lesiones deportivas. Los síntomas que tenga y su tratamiento dependerán del tipo de lesión. La mayoría de las personas se recuperan y vuelven a sus actividades normales.

Psoriasis

https://www.niams.nih.gov/health-topics/psoriasis

¿Qué es la psoriasis? La psoriasis es una enfermedad crónica (de larga duración) en la que el sistema inmunológico trabaja demasiado, provocando que ciertas áreas de la piel se vuelvan escamosas e inflamadas. Por lo general, la psoriasis afecta a: el cuero cabelludo, los codos, las rodillas. A veces, los síntomas de la psoriasis son cíclicos, con brotes que duran algunas semanas o varios meses, seguidos de momentos en los que hay mejoría (es decir, entran en remisión). Si tiene psoriasis, puede correr un mayor riesgo de tener otras afecciones graves, entre ellas: artritis psoriásica, ataques al corazón o accidentes