¿Qué es?

El liquen escleroso es una enfermedad crónica de la piel que, por lo general, afecta la piel del área genital y el área anal del cuerpo. La enfermedad también puede aparecer en la parte superior del cuerpo, en los senos, y en la parte superior de los brazos.

Aunque el liquen escleroso no causa cáncer de piel, puede aumentar su riesgo de llegar a tenerlo si tiene áreas de la piel cicatrizadas. Debe visitar al médico cada 6 a 12 meses para que le haga seguimiento y trate cualquier cambio en la piel.

¿A quién le puede dar?

El liquen escleroso aparece:

  • con mayor frecuencia en las mujeres (por lo general después de la menopausia)
  • con menos frecuencia en los hombres
  • rara vez en los niños.

¿Cuáles son los síntomas?

Es posible que no tenga síntomas si tiene una forma leve de la enfermedad. Si tiene señales, estas pueden incluir:

  • pequeñas manchas blancas en la piel al comienzo de la enfermedad
  • manchas que se extienden y forman parches más grandes, cubiertos de piel fina y arrugada
  • piel que se agrieta y tiene moretones
  • cicatrices en la piel
  • picazón (una señal muy frecuente)
  • dolor
  • sangrado
  • ampollas.

¿Cuáles son las causas?

El liquen escleroso no es contagioso. No se conoce la causa exacta de esta enfermedad. Algunas causas posibles incluyen:

  • sistema inmunitario demasiado activo
  • problemas hormonales
  • heredar el riesgo de la enfermedad de los padres
  • heridas que lesionan la piel o la deja cicatrizada.

¿Hay alguna prueba?

Por lo general, para diagnosticar el liquen escleroso, el médico tomará una pequeña muestra de la piel afectada para verla bajo un microscopio. En los casos más graves, el médico puede identificar la enfermedad a simple vista observando cómo le ha afectado la piel.

¿Cómo se trata?

Las manchas en los brazos y la parte superior del torso no suelen necesitar tratamiento. Esas manchas desaparecen con el tiempo. La enfermedad también puede desaparecer después de la pubertad.

Cuando aparecen parches de liquen escleroso en los genitales, debe recibir tratamiento aún cuando no tenga dolor ni picazón. Estos parches pueden formar cicatrices, lo que puede causar dificultad para orinar o para tener relaciones sexuales. También existe la pequeña posibilidad de que las manchas se conviertan en cáncer de piel. Usted debe visitar al médico cada 6 a 12 meses para que le haga seguimiento y trate cualquier cambio en la piel.

Algunos tratamientos posibles para la enfermedad incluyen:

  • ungüentos (pomadas) y cremas, que pueden ayudar con la picazón y evitar que la enfermedad vuelva a aparecer
  • cirugía para remover los parches genitales en los hombres.

Hable con su médico sobre cuál es el mejor tratamiento para usted.

¿Quién lo puede tratar?

Los profesionales de la salud que tratan el liquen escleroso son los:

  • Dermatólogos, que son los médicos que tratan problemas de la piel.
  • Ginecólogos, que son los médicos que atienden el sistema reproductivo de la mujer.
  • Urólogos, que son los médicos que atienden los problemas de las vías urinarias y el aparato genitourinario.
  • Proveedores de cuidados de la salud.   
Fecha última revisión: