Reemplazo de Cadera

Revisada en julio de 2010

¿Qué es el reemplazo de cadera?
Esenciales: hojas informativas de fácil lectura

El reemplazo de cadera es una cirugía en que las partes enfermas o lesionadas de la articulación de la cadera son reemplazadas por partes artificiales. Esta cirugía tiene como metas:

  • Aliviar el dolor
  • Ayudar al buen funcionamiento de la articulación de la cadera
  • Mejorar el caminar y otros movimientos.

¿Quién necesita una cirugía de reemplazo de cadera?

Las personas que sufren de osteoartritis en la articulación de la cadera son las que con más frecuencia necesitan la cirugía de reemplazo de cadera. Su médico podría sugerirle esta cirugía si usted también tiene:

  • Artritis reumatoide (una enfermedad que causa dolor de las articulaciones, rigidez e inflamación)
  • Osteonecrosis (una enfermedad que destruye los huesos de las articulaciones)
  • Lesiones en la articulación de la cadera
  • Tumores en los huesos que lesionan la articulación de la cadera.

Es probable que su médico le sugiera primero otros tratamientos. Estos incluyen:

  • Aparatos de apoyo para ayudarle a caminar, tal como un bastón
  • Un régimen de ejercicio
  • Fisioterapia
  • Medicamentos.

Estos tratamientos pueden aliviar el dolor de la cadera y mejorar su funcionamiento. Algunas veces el dolor persiste y hace difíciles las tareas cotidianas. En ese caso, su médico podría mandarle a hacer una radiografía para examinar el daño a la cadera. Si la radiografía muestra que hay daño y la articulación le duele, usted podría necesitar un reemplazo de cadera.

Las personas sanas y activas suelen tener resultados positivos luego de la cirugía de reemplazo de cadera. Sin embargo, es posible que su médico no le recomiende esta cirugía si usted tiene:

  • Una enfermedad que provoque debilidad intensa de los músculos
  • La enfermedad de Parkinson
  • Un alto riesgo de infección
  • Un mal estado de salud.

¿Cómo me debo preparar para la cirugía de reemplazo de cadera?

Como parte de los preparativos para la cirugía, usted puede:

  • Preguntar a su médico qué se puede esperar antes, durante y después de la cirugía
  • Pedirle al médico folletos con información acerca de la cirugía
  • Pedirle a alguien que lo lleve y traiga del hospital en automóvil
  • Hacer arreglos para que alguien lo ayude por un par de semanas al regresar a casa del hospital
  • Poner las cosas que vaya a necesitar en un sitio en su casa (por ejemplo, ponga el control remoto, el radio, el teléfono, sus medicinas, pañuelos y un basurero al lado de su silla o de su cama)
  • Poner las cosas que utiliza con regularidad al alcance de la mano para evitar tener que empinarse o inclinarse para alcanzarlas
  • Comprar y almacenar suficientes alimentos
  • Preparar y congelar comidas.

¿Qué debo hacer después de la cirugía de reemplazo de cadera?

Luego de la cirugía, recibirá la visita del terapeuta respiratorio y del fisioterapeuta. Es posible que el terapeuta respiratorio le haga tomar respiraciones profundas, toser o soplar en un aparato para ver cómo funcionan sus pulmones. Respirar profundamente ayuda a disminuir la acumulación de líquido en los pulmones luego de la cirugía.

El fisioterapeuta le enseñará cómo sentarse, agacharse y caminar con su nueva cadera. También le enseñará ejercicios simples para ayudarle a recuperarse. En algunos casos, es posible que pueda sentarse en el borde de la cama, pararse e incluso caminar con ayuda en uno o dos días después de la cirugía.

Por lo general, las personas no pasan más de 3 a 5 días en el hospital después de una cirugía de reemplazo de cadera. Toma de 3 a 6 meses recuperarse completamente. Esto dependerá de:

  • El tipo de cirugía
  • Su estado de salud
  • Cuán rápido comiencen a surtir efecto los ejercicios de recuperación.

Al regresar a su casa, asegúrese de seguir las instrucciones del médico. Algunos consejos para recuperarse con rapidez son:

  • Siga el tratamiento con un fisioterapeuta.
  • Use un delantal con bolsillos para llevar cosas de un lado a otro de la casa. De esta manera deja las manos y los brazos libres para mantener el equilibrio o para usar las muletas.
  • Use un aparato extensor para alcanzar los objetos cuando necesite encender las luces o agarrar otras cosas. Los enfermeros del hospital quizás le faciliten uno o le digan dónde puede comprarlo.

¿Qué problemas pueden ocurrir después de la cirugía de reemplazo de cadera?

El problema más común luego de la cirugía de reemplazo de cadera es la dislocación de la cadera. Como las caderas artificiales son más pequeñas que las reales, pueden salirse de su cauce o sitio. Esto puede suceder si usted se encuentra en ciertas posiciones, como por ejemplo, si levanta las rodillas hacia el pecho.

Algunas veces, el organismo puede reaccionar a la articulación artificial. Esto suele estar acompañado de inflamación (o hinchazón) y es posible que la respuesta generada por su organismo en contra de la cadera artificial genere que ésta se deteriore, lo que puede ocasionar que la articulación se afloje. Para tratar este problema, su médico podría sugerirle medicamentos o cirugía para remplazar la articulación. La mayoría de las personas (más del 90 por ciento) no necesitan otra cirugía de reemplazo. Los investigadores están llevando a cabo pruebas con articulaciones hechas de diferentes materiales más duraderos y que causen menos inflamación.

Algunos problemas menos frecuentes después de la cirugía son:

  • Infección
  • Coágulos sanguíneos
  • Crecimiento del hueso más allá de sus límites normales.

El riesgo de que ocurran problemas luego de la cirugía de reemplazo de cadera es mucho más bajo que en el pasado.

¿Puede beneficiarme el ejercicio después de una cirugía de reemplazo total de cadera?

El ejercicio puede aliviar el dolor y la rigidez de las articulaciones. También puede aumentar la fuerza muscular y mejorar la movilidad de la articulación. La mayoría de los fisioterapeutas comienzan con ejercicios que:

  • Aumentan la extensión del movimiento
  • Fortalecen los músculos.

Su médico o fisioterapeuta decidirá cuándo puede realizar ejercicios más fuertes. Su médico podría decirle que no trote o juegue baloncesto, ni tenis. Estos deportes pueden dañar o aflojar la nueva articulación de la cadera.

Las metas del ejercicio después de la cirugía de reemplazo de cadera son:

  • Fortalecer los músculos
  • Aumentar la circulación sanguínea y la condición física general
  • Evitar lesiones a la nueva articulación.

Los tipos de ejercicios que pueden ayudarle a lograr estas metas son:

  • Caminar
  • Montar en bicicleta o usar una bicicleta estática
  • Nadar
  • Esquí de fondo.

¿Qué investigaciones se están haciendo sobre la cirugía de reemplazo de cadera?

Para mejorar la cirugía de reemplazo de cadera, los investigadores estudian:

  • Qué tipo de pacientes tienen más probabilidad de mejorar su condición luego de una cirugía de reemplazo de cadera
  • Nuevas maneras de realizar la cirugía de reemplazo de cadera
  • Cómo mejorar las caderas artificiales
  • Formas de evitar que el cuerpo rechace las caderas artificiales
  • Formas de reducir la inflamación después de la cirugía de reemplazo de cadera
  • Cómo mejorar los regímenes de convalecencia luego de la cirugía.

Para más información acerca de la cirugía de reemplazo de cadera y otras enfermedades relacionadas, comuníquese con el:

Centro Nacional de Distribución de Información del Instituto Nacional de Artritis
y Enfermedades Musculoesqueléticas y de la Piel (NIAMS, por sus siglas en inglés)
Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés)

1 AMS Circle
Bethesda,  MD 20892-3675
Teléfono: 301-495-4484
Llame gratis: 877-22-NIAMS (877-226-4267)
TTY: 301-565-2966
Fax: 301-718-6366
Correo electrónico: NIAMSinfo@mail.nih.gov
Sitio web: http://www.niams.nih.gov

Para su información

En esta hoja informativa puede encontrar información sobre medicamentos que se usan para tratar la enfermedad aquí mencionada. Hemos brindado la información más actualizada disponible al momento de la impresión. Es posible que desde entonces haya surgido más información sobre estos medicamentos.

Para obtener la información más actualizada o para hacer preguntas sobre cualquiera de los medicamentos que está tomando, llame gratis a la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) de los Estados Unidos al

Administración de Drogas y Alimentos de los EE.UU.

Llame gratis: 888–INFO–FDA (888–463–6332)
Sitio web: http://www.fda.gov

Si desea información adicional sobre medicamentos específicos, visite Drugs@FDA en www.accessdata.fda.gov/scripts/cder/drugsatfda. Drugs@FDA es un catálogo dónde puede hacer una búsqueda para los medicamentos aprobados por la FDA.

Ofrecemos algunas de nuestras publicaciones en español en formato impreso. Para solicitar ejemplares por correo, use el formulario electrónico.